Inventando el arroz con leche

lunes, 18 de junio de 2012

La amistad en la post-boda


Una de las preocupaciones que con mayor frecuencia aparece tras la boda es la de cuándo volver a salir de zorreo con las amigas. Tener información sobre la amistad en la post-boda ayudará a la esposa a entender los diferentes momentos que irán atravesando.
Si bien no hay un momento exacto para reanudar las cenorras de amigas, pues dependerá de cada esposa y sus circunstancias, los científicos normalmente aconsejan esperar a que termine el período llamado post-bodorril (de seis a ocho semanas) para que los pies se recuperen de los taconazos de la boda y además, la economía familiar se vaya recuperando.
En cualquier caso, es aconsejable no salir de nuevo antes de que la esposa se sienta bien física y emocionalmente y esté preparada para ello.

¿Por qué no me apetece pendonear con las amigas?

Además de la falta de ganas de salir, provocada por los cambios domiciliarios, económicos, etc, existen síntomas típicos de la post-boda que dificultan llevar a cabo un parrandeo satisfactorio, pudiendo incluso provocar malas caras de tu suegra y, en consecuencia, disminuir las ganas de salir de marchuqui.
Éste sería el caso de los callos en los pies producidos por los tacones de la boda, la cuenta corriente temblando, la resaca porque te colaron garrafón, la falta de rimmel..., etc. Es aconsejable que la esposa no se fuerce y vaya dando pasos a su propio ritmo, consultando con su maridólogo las dudas que le vayan surgiendo.
Por otra parte, el cansancio, la preocupación y el estrés que conlleva la adaptación a la nueva situación son motivos más que suficientes para que en esos momentos no se considere la juerga con las amigas como algo prioritario. Sin embargo, cuidado con tomarlo como excusa a largo plazo para no pegarse fiestorros.
No son pocas las mujeres que tras la boda  abandonan completamente su vida amistosa y tardan muchos meses en retomarla. Es positivo esforzarse por cultivar esta parcela e ir progresivamente alimentando las ganas de juerga. La comunicación con las amigas en este momento es clave para conseguirlo y para que éstas no se sientan rechazadas o heridas

Qué se puede hacer

No sólo existe una forma de disfrutar de tus amigas. De hecho, salir de juerga no es más que una parte más de la vida amistosa. Por lo tanto, si al ir de zorreo te cansas incluso después de las primeras semanas, y siempre que el maridólogo no lo desaconseje, se pueden ir probando si se desean otras prácticas amistosas que además fomentarán el cotorreo.
Es importante para la esposa buscar otras formas de satisfacción. Así por ejemplo, hay algunas tiendas que no cierran los fines de semana, podeis ir todas las chicas juntas. Os podéis tomar un café en una terraza, aunque no lleve alcohol, esto os va preparando el cuerpo para otras prácticas.
Por su parte, la esposa puede ir ejercitando sus dedos en el teclado, marcando el número de sus amigas para que no se le olvide cuando llegue el momento de volverlas a llamar.

Retomando el zorreo

Llegó el momento, la mujer se siente preparada para retomar las noches locas con las amigas, pero ¿cuándo y cómo?
En primer lugar hay que escoger un momento con el que se vaya a disponer de amigas y tiempo para salir. Por ejemplo, si fuera necesario se puede dejar al marido con sus padres o algún otro familiar y celebrar una cena de amigas, ir a un hotel o buscar un lugar donde se tengan ganas de ir.
Al reiniciar las noches de juerga es importante dedicar tiempo y atención al maquillaje y complementos, ya que preparan el cuerpo para la ir de pubs y podrán aliviar el miedo a las molestias del típico moscón de discoteca, si es que éste existiera. En caso necesario, también se puede utilizar un taxi que nos lleve al restaurante, lo que nos facilitará la tarea y prevendrá posibles juanetes (porque saldrás con taconazos, ni que decir tiene)


Como veis queriditas mias, todas estas sabias y ciéntificas medidas van encaminadas a que retomeis cuanto antes la normalidad tras la boda. Nada de tonterías anti-cientificas dignas de la Pelos como "yo si me caso es para que me cambie la vida" o "claro que cambia la vida, pero para mejor" 
Conclusiones super-cientificas:
  • Cuidado con usar a vuestro marido como excusa a largo plazo para no volver a salir con el chupi-grupo de amigas
  • Cuanto antes retomes tu vida amistosa tras la boda, mejor ¡no te dejes vencer por la pereza! Mira que si no, peligran seriamente tus amistades.
  • Que quieras disfrutar con tus amigas de una noche de juerga, no significa que trates a tu marido como una 'molestia' de la que librarte. Le pones un ratito GolTV y verás qué bien lo pasa
  • Retomar la amistad con las amigas es una de las partes de ese camino que hay que recorrer hacia normalizar la vida en pareja y no olvidemos que ahora hay que cuidar de un marido al que a veces hay que prepararle el tuper para el dia siguiente y eso es agotador
  • Piensa que si dejas de lado a tus amigas, eso al final te hará sentirte triste, tu marido lo notará, y los dos seréis desgraciados; conclusión: lo haces por él.




6 comentarios:

  1. A ver Dr. Pastelina, está bien que plagie métodos americanos, pero que plagie también post de Bebés y más es pasarse (y encima de la pobre jovencita que acaban de fichar, que tiene que ser un enchufazo porque se nota que no controla muy bien lo de la crianza)

    ResponderEliminar
  2. Uh ! Qué ataque mas gratuito !!!

    La Dra. Pastelina ja-mas plagia, en todo caso sería un error informático... o... una referencia bibliográfica!

    Yo que por la ciencia MA-TO ! (soy una incomprendida, pero bueno les pasa a todos los grandes genios)

    No voy a entrar en debates porque eso sólo lo hago en los superforos superciéntificos

    Una última cosita ¿no serás amiga de la Pelos, tu?

    ResponderEliminar
  3. si, soy amiga de la pelos y para más inri, no tengo tiempo para ir a la pelu, ni para ir al gimnasio y encima duermo en mi cama con mi marido y mi hijo (los pelos de punta seguro que se te han puesto al leer esto), al final ya verás como tu también pasarás al lado oscuro,ja,ja,ja

    ResponderEliminar
  4. Uischs ! Lo sabia, otra rimmelfóbica de esas que llevan sandalias de hippie... caladitas os tengo; pero chicas ¿qué os ha hecho Margaret Astor?

    Perdona pero yo solo debato con gente cientifica que lleva el pelo cientificamente teñido y las inglés hechas con depilación laser.

    Qué castigo!

    ResponderEliminar
  5. Preparate Dr Pastelina que esta semana un grupo de personas están preparando una revolución contra tu método conductista,ja,ja

    ResponderEliminar
  6. Querida Dra. Pastelina:

    Me caso este viernes y ya tengo impreso toooodo tu blog para pasar la noche de bodas leyéndoselo a mi marido. Qué gozada, oye, nena. Cuando pases por mi villa nos vamos juntas de pendoneo post-bodorril, que mi mariduchi solo quiere verme feliz.

    Besos virginales,
    Lady Vaga.

    ResponderEliminar